Alimentación Saludable


Alimentación Saludable

Una alimentación saludable es aquella que le brinda al niño las calorías y nutrientes indispensables para crecer y desarrollarse normalmente.

Siempre debería ser lo más variada posible y aportar alimentos de todos los grupos en cada comida. La diferencia entre las distintas edades de los niños estará dada por las cantidades de alimentos que deben consumir, ya que obviamente aumentan las necesidades en cuanto el niño va creciendo.


Entonces, ¿Qué debemos ofrecer en las comidas principales?

El plato debe estar conformado siempre por:

Plato - Alimentación Saludable

  • Una porción de cereales: pastas, arroz, polenta, legumbres, harinas (para elaborar por ejemplo pizza, tarta, empanadas, etc). Es recomendable a partir de los dos años comenzar a incorporar fibra en alimentación de los niños por lo tanto debemos aumentar el consumo de legumbres y cereales integrales. También dentro de este grupo (a pesar de no ser cereales), debido a su alto aporte calórico, colocamos a los siguientes vegetales: papa, batata, choclo y mandioca.
  • Una porción de vegetales: por supuesto todos los vegetales están incluidos dentro de una alimentación saludable, entre ellos acelga, espinaca, cebolla, ají, remolacha, tomate, lechuga, chauchas, zanahoria, calabaza y muchas más. Debido a que es el grupo más difícil para incorporar en los niños, debemos ser perseverantes y ofrecerlos en diferentes preparaciones para lograr que los niños los acepten.
  • Una porción de carne: la porción de carne debe ser 1 vez por día (debido a que ya alcanza para cubrir las necesidades). Podemos elegir de todos los tipos: vacuna y cerdo en sus cortes magros (lomo, cuadril, cuadrada, nalga, peceto, bola de lomo), pollo sin piel y pescados preferentemente los más grasos o "azules" como caballa, atún, salmón, arenque, jurel,etc.
  • Aceite: maíz, girasol, canola, oliva, soja. Todos los aceites son saludables. Evitar preparaciones como salteados o frituras.
  • Una fruta: se pueden elegir todas las frutas como por ejemplo banana, peras, duraznos, naranjas, pomelos, etc. Deben ser consumidas, aquellas que se pueda, con su cáscara.
  • Bebida: preferentemente agua (siempre es importante evitar que los niños tomen bebidas azucaradas).

La forma en que presentamos el plato es una situación ideal, que no siempre será la real. Puede ocurrir que, en algunas de las comidas, no se puedan combinar los alimentos de los grupos que conforman el plato. Pero eso no es motivo para desesperarse. Siempre se puede complementar en la próxima comida. Por ejemplo si el almuerzo estuvo conformado solamente por cereales, debemos en la cena incorpora carne y vegetales.

Esperamos que les sirva como guía para lograr una alimentación adecuada para sus niños, pero recuerden que siempre el pediatra debe ser quien controle la alimentación como así también un adecuado crecimiento de los chicos.

Libro Comenzando a Comer